El nuevo Doom no sólo luce genial, sino que es una noticia importante para todo el género

0
25

En la era de los juegos como servicio, un juego como Doom: The Dark Ages es una señal fuerte para el género de los shooters en primera persona, dice Kevin.

El estreno del tráiler deDoom: The Dark Ageses puro heavy metal.

Cuando se proyectó el vídeo en el escaparate de Xbox, me encontré moviendo involuntariamente la cabeza al ritmo de la guitarra eléctrica mientras el Doom Slayer de la pantalla pulverizaba demonios con su nuevo escudo de sierra.

Si te lo perdiste, asegúrate de ponerte al día con estos brutales dos minutos aquí:

Pero la nueva precuela de Doom no sólo tiene un aspecto increíblemente genial, sino que también envía una señal. Una señal que hacía falta desde hace tiempo en el mundo de los shooters en primera persona AAA: ¡el modo para un jugador no ha muerto!

La caza del asesino de CoD

Desde hace años, la tendencia en el sector de los shooters en particular se dirige claramente hacia el concepto de servicio.Las campañas en solitario clásicas están desapareciendo cada vez másde la escena, mientras que todo parece girar en torno a nuevas temporadas, pases de batalla, eventos, actualizaciones y similares.

Los grandes editores intentan con todas sus fuerzas encontrar la fórmula para el próximo Escape from Tarkov, un nuevo Counter-Strike o el gran asesino de CoD. Las historias hechas a mano para jugadores en solitario se quedan en el camino.

Mientras tanto, la escena indie se ha apoderado casi por completo del género de los shooters para un solo jugador, ¡como demuestran joyas como Selaco o Prodeus!

En cambio, el sector AAA se caracteriza por un ensordecedor canto de grillos. Y si alguien se atreve a intentar algo creativo como Immortals of Aveum, suele acabar en desastre financiero

¡Aún estamos aquí!

Doom: The Dark Ages no es, por tanto, sólo heavy metal, sino un rayo de esperanza en el horizonte. Es la prueba de que grandes compañías como Microsoft aún están dispuestas a apostar por estudios experimentados (¡y caros!) como id Software en proyectos puramente para un jugador que no se centren exclusivamente enla máquina de beneficios de las tiendas de skins, los DLC y los pases de batalla

Doom: The Dark Ages es Morfeo en Matrix, por así decirlo, que se yergue militante ante la Zion reunida y grita: «¡Todavía estamos aquí!»

Es maravilloso que los shooters en primera persona como éste puedan y deban seguir existiendo hoy en día. Shooters a los que puedo jugar a mi ritmo, sin mecánicas de FOMO constantes, porque en cuatro horas aparecerá el siguiente Desafío diario o cambiará la selección de la Tienda de objetos.

Aún no sé mucho sobre Doom: The Dark Ages, excepto que es una precuela sobre la prehistoria del Doom Slayer.

Pero una cosa es segura para mí: Aquí no tengo que preocuparme por SBMM, por el tick rate del servidor o por los molestos tramposos que me estropean la ronda.

Sólo estoy yo, un puñado de demonios y un escudo de sierra circular. Y a veces eso es suficiente